¡Oferta! Probiot 10.000 Defensas ARTESANÍA AGRÍCOLA Ver más grande

Probiot 10.000 Defensas Plantis

Probiot 10.000 Defensas de Plantis se utiliza para recuperar el equilibrio de nuestras defensas.

Recupera el equilibrio del sistema inmunológico. Aconsejable para repoblar la microbiota intestinal alterada por cualquier circunstancia, con cofactores metabólicos y fisiológicos.

Envase: 15 sobres de 6 gr.

PLANTIS

Más detalles


AA080132

ENVÍO GRATIS por compras superiores a 45,00 €

15,72 €

-30%

22,45 €

Más

Información del producto

Ingredientes: Lactobacillus paracasei, Lactobacillus acidophilus, Propionibacterium frendeureichi, Bifidumbacterium lactis, Lactobacillus plantarum 10.000 millones

Aporte por sobre de  6 gr.:   VRN*  
Fermentos lácticos    10.000 millones
Fructooligosacáridos 2,4 gr.
Vitamina B1 0,630 mg. 57,3%
Vitamina B2 0,750 mg. 53,6%
Vitamina B6 1,4 mg. 100%
Vitamina B12 0,70 µg 28%
Manganeso 0,308 mg. 15,4%
Glutamina 56,59 mg. 15,2%
Calostro 500 mg.
Lactoferrina 150 mg.
Bioflavonoides 100 mg.

* VRN: Valores de Referencia de Nutrientes

Cómo utilizarlo

Tomar un sobre en ayunas. Verter el contenido del sobre en un vaso de agua templada, agitar y beber.

Guardar en un lugar fresco y seco.

Microbiota intestinal

La microbiota, se conoce también por el nombre más común de flora intestinal. Está formada por un conjunto de microorganismos vivos o bacterias que se distribuyen a lo largo de todo el intestino humano y que es necesaria para la correcta absorción de nutrientes, entre otras funciones.

La existencia de estas bacterias intestinales es muy beneficiosa para el desarrollo del sistema inmune. La microbiota comienza a desarrollarse desde el mismo momento en que nacemos y se mantiene estable hasta más o menos los 3 años. A partir de entonces, pueden producirse cambios o alteraciones en la flora intestinal debida a factores como el tipo de dieta que se sigue, la toma de medicamentos, como los antibióticos y el ritmo de vida y el estrés, por citar algunos. Entre las funciones de la microbiota está prevenir infecciones intestinales y mantener en buen estado el sistema inmunitario. Además, participa en la producción de energía y vitaminas, como por ejemplo la vitamina K y algunas vitaminas del complejo B. Regula el metabolismo, favoreciendo una buena digestión de los alimentos que no han podido ser digeridos en el intestino delgado o en el estómago. Fortalece nuestro sistema inmune, combatiendo las agresiones de bacterias oportunistas y regulando la secreción de neurotransmisores intestinales, insulina y péptidos fundamentales para procesos vitales.

Es esencial mantener en buen estado la flora intestinal. Para lograrlo debemos seguir un estilo de vida saludable, seguir una dieta sana y equilibrada y tomar complementos alimenticios que pueden ayudar a favorecerla.

Disbiosis intestinal

Cuando hablamos de disbiosis intestinal nos referimos a la existencia de un desequilibrio constante de nuestra flora intestinal. Es una patología muy ligada a nuestro estilo de vida y hábitos alimenticios y es cada vez más común en nuestra sociedad. Existen algunos hábitos que pueden dañar nuestra flora intestinal, alterándola y desequilibrándola. Ejemplo de ello es una dieta inadecuada, un síndrome metabólico, una enfermedad autoinmune, una baja ingesta de fibra, el estrés, el tabaco, etc. Como se puede ver, existen muchos factores que pueden alterar la microbiota y provocar la disbiosis intestinal. En consecuencia, seguir un buen estilo de vida y una correcta alimentación son claves para evitar y combatir la disbiosis intestinal.

Cómo recuperar la flora intestinal

Para recuperar nuestra flora intestinal y equilibrarla de nuevo, evitando que puedan proliferar microorganismos oportunistas, es necesario cambiar nuestros hábitos poco saludables. Debemos ingerir alimentos prebióticos y probióticos.

Los alimentos prebióticos, como los plátanos, las alcachofas, el tomate, el trigo integral, las cebollas o el puerro, contribuyen a favorecer la resistencia de las bacterias buenas, como los lactobacilos y bifidobacterias en el colon. Por su parte, los probióticos, que podemos encontrar en productos fermentados como los yogures naturales, el kéfir de leche o el chucrut, son organismos vivos que van a contribuir a repoblar nuestra flora intestinal de forma equilibrada.

Para mantener en buen estado nuestra microbiota intestinal, es vital que sigamos una alimentación variada que incluya muchas frutas, verduras, legumbres y semillas. Es muy beneficioso incluir en nuestra dieta alimentos como el miso, los tubérculos y las legumbres. Y no debemos olvidarnos los alimentos ricos en fibra también, que son unos excelentes aliados para recuperar y mantener la microbiota saludable.

Además, es esencial que sigas un estilo de vida saludable. Evita el consumo de tabaco y alcohol, sigue un estilo de vida relajado, modera el consumo de café y alimentos y refrescos flatulentos.

Los clientes que adquirieron este producto también compraron: